ONU: 4 mil nuevos casos de VIH y Chile lidera alza de contagios en la región

Nota asociada a categoría: Noticias de último minuto

Prensa Expo Hospital 2019

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, aseguró que el incremento de casos confirmados muestra el trabajo que han realizado su cartera para efectuar más diagnósticos. Además, la autoridad descartó que el fenómeno de la inmigración tenga relación con estas cifras en Chile.
Un aumento de 4.000 casos confirmados de VIH/Sida se registraron el año pasado, según el último reporte entregado por las Naciones Unidas, a través del programa Onusida. El reporte internacional mostró cómo el país pasó de 67.000 casos en 2017 a 71.000 en 2018, transformándose en el territorio con mayor alza porcentual de nuevos casos entre 2010 y 2018.
Según el documento, en Chile las tasas de nuevos contagios anuales crecieron un 34%, el más alto de Latinoamérica (ver infografía). En contraste a esta realidad, el documento de la ONU muestra las bajas de contagios del virus en Colombia, Paraguay, Ecuador, Paraguay y Perú.
Pese al incremento de contagios, desde el Ministerio de Salud aseguran que los resultados del informe ‘son positivos’, ya que darían cuenta de un mayor número de pesquisas de casos orientadas en que los contagiados se hagan el examen y conozcan su estado.
Tras dar a conocer las cifras en una actividad realizada en el edificio de calle Mac Iver 541, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, realizó un análisis de las estrategias seguidas por la cartera para disminuir los contagios, instancia en la que criticó las medidas adoptadas por el gobierno de Michelle Bachelet.
‘Me parece que no hubo una sintonía con los tiempos. A pesar que toda la evidencia decía claramente que la estrategia fundamental, como lo había dicho Onusida, era lograr que la gente supiera que vivía con el virus, se siguió insistiendo en campañas añejas, anticuadas, que no apuntaban a lo fundamental, cosa que recién empezó a pasar hace un año y medio’, enfatizó la autoridad.
Según Mañalich, ‘lo fundamental es lograr que la gente que vive con VIH lo sepa (que porta el virus)’.
En ese sentido, agregó que ‘hablo del gobierno anterior, que siguió con el fetiche del condón y no en una estrategia firme de ofrecer más diagnósticos para avanzar en que la gente que es seropositivo lo sepa’.
Situación de los extranjeros En febrero de este año las declaraciones del exministro de Salud Emilio Santelices causaron revuelo: ‘Han venido extranjeros con VIH, y por ello se incrementó la cifra de pacientes’, aseguró el entonces titular de Salud, lo que provocó molestia en expertos, autoridades y distintas comunidades extranjeras presentes en Chile.
A casi seis meses de esta situación, ayer el ministro Jaime Mañalich descartó la tesis de su antecesor.
‘Nosotros no tenemos ninguna evidencia aportada por Onusida o por nuestros propios datos, de que tengamos una mayor incidencia de VIH en la población migrante’, manifestó el secretario de Estado.
Las cifras entregadas ayer por Naciones Unidas son de carácter preliminar, por lo cual su versión final se entregará el fin de semana.
De acuerdo a la información que ayer entregó el Minsal, los casos confirmados de contagios del virus pasaron de 2.982, en 2010, a 6.948 en 2018.
Para 2020 Onusida confía en que Chile logre nuevas metas para controlar la pandemia. Entre estos puntos se espera que las autoridades sanitarias diagnostiquen a 2.240 personas portadoras y que se entregue un tratamiento adecuado a otros 10.391 portadores de VIH/Sida.
Pese a las metas planteadas por el organismo internacional, Carlos Beltrán, presidente de la Corporación Sida Chile, asegura que ‘a nivel mundial no se va a llegar a esas metas el 2020. La verdad es que en Chile tampoco. Yo creo que vamos a estar más lejos que los otros países de la región y del mundo’.
‘Las estimaciones de Onusida se aceptan como un marco general, pero hay cosas que son reales y es que en Chile hay más transmisión de VIH que en los otros países’, dice el experto.
Marcela Silva, activista de organización de VIH/SIDA, calificó de positivo el aumento en los diagnósticos, pero no desconoce la gravedad de las cifras, por lo cual dice que aún falta mucho por mejorar en esta materia. ‘Está bien que se diagnostiquen más casos, pero yo hago una crítica porque los programas de salud no dan abasto. El sistema está colapsado y no hay suficientes profesionales de la salud para tantos diagnosticados. Cuesta mucho conseguir una hora con un infectólogo’, advierte.
Otros datos que aporta el informe de Naciones Unidas en el caso chileno es que del universo de personas que viven con VIH, 61.660 han sido diagnosticadas.
Además, señala que 45.140 de las personas que viven con VIH reciben tratamiento, es decir, 6.140 más que el año anterior, pasando de 39 mil, en 2017, a 45.140 en 2018. Mientras que las personas ‘seropositivas’ con carga viral suprimida o indetectable, es decir con bajo riesgo de contagio, alcanzan a 39.690.
Para la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, el objetivo del Minsal es llegar al parámetro ’90-90-90′, antes del 1 de diciembre del próximo año. ‘Esto quiere decir que el 90% de las personas que viven con VIH conozcan su estado. De estas personas que conocen su estado, que el 90% estén en tratamiento y que del 90% de estas personas tengan una carga viral indetectable, que son personas que tienen una enfermedad crónica y que no van a transmitir el virus’, manifestó.
Fuente: Next News

Mas Información