Cuando todavía estaba en la barriga de su madre, Violet-Vienna desarrolló unas peligrosas anomalías

Imágenes de un feto moviéndose en el vientre de su madre permiten diagnosticar mejor cardiopatías

Nota asociada a categoría: Noticias Sectoriales

Prensa Expo Hospital 2019

Cuando todavía estaba en la barriga de su madre, Violet-Vienna desarrolló unas peligrosas anomalías en los vasos sanguíneos de su corazón.

Los médicos detectaron el problema en una ecografía que le hicieron a Kirbi-Lea, la madre de la niña, a las 20 semanas de embarazo.

Pero cuando se sospecha que un feto puede tener problemas cardíacos, no siempre se pueden identificar los detalles de la enfermedad.

Esto se debe a los problemas técnicos que supone tomar imágenes nítidas de un corazón pequeño y que se mueve con rapidez.

Kirbi-Lea decidió entonces participar en un estudio para probar un nuevo método que permite obtener imágenes claras del corazón de los fetos y, por lo tanto, mejorar el diagnóstico de las cardiopatías congénitas.

Con este método, desarrollado por el King’s College de Londres y el Evelina London Children’s Hospital, se toman una serie de imágenes 2D del corazón desde diferentes ángulos usando una máquina de resonancia magnética.

Las imágenes que se obtienen, sin embargo, son borrosas, ya que el corazón de un feto es pequeño, late increíblemente rápido y el bebé se mueve.

Aquí es donde interviene un sofisticado software que une las imágenes y luego construye una proyección 3D del corazón sin precedentes, lo que da a los médicos una visión clara de la anomalía.

En el caso de Violet-Vienna, las imágenes mostraban un estrechamiento de la aorta, la arteria principal proveniente del corazón, que bloquearía el vaso sanguíneo después de nacer. La niña también tenía dos agujeros en el corazón.

Fuente: bbc

Mas Información